Historia

pollo frito historiaRoderico Martínez y Angélica Villatoro Alvarado, fundadores de las empresas Albamar, dieron inicio con una pequeña tienda en la que se vendia pollo ubicada en el Parque Centroamérica exactamente en la 6a. Calle de la Zona 1. En el año 1980 crearon el primer restaurante ubicado en la Calle Rodolfo Robles dándose cuenta de la demanda insatisfecha que habia en el mercado y ofreciendo a los clientes una única receta creando así el delicioso Platillo de Pollo Frito. Siendo un restaurante muy exitoso debido a la cultura de servicio al cliente y satisfaccion en un 100% al consumidor. Se enfocaron a las necesidades de los clientes, calidad de producto, un buen servicio y con prontitud. Con el tiempo se necesito un nuevo restaurante con mayor comodidad y con nuevos servicios, ya que en Quetzaltenango la población crecia con rapidez en la 4a. Calle Zona 3, fue inaugurado ya con variedad de platillos para toda la familia, juegos para niños, un gigantesco tobogán, juegos infantiles, salón para quiebra de piñatas, y un salón para diferentes eventos sociales. Los platillos que se introdujeron en el nuevo menú fueron varios, como: Ensaladas, platos típicos, caldos, menús para niños, refacciones, comida italiana, comida mexicana, como también variedad de carnes a la parrilla.

afiche albamarLa empresa seguia teniendo éxito con el servicio personalizado que brindaban, por lo cual se abrieron tres nuevos restaurantes en puntos estratégicos de la ciudad, uno en el parque a Centro América, otro a un costado del parque Benito Juárez y otro pequeño en la terminal de buses extraurbanos de la ciudad.

Pollo Frito Albamar inicia su expansión abriendo un Turicentro Albamar, ubicado en San Martín Zapotitlán, con nuevos servicios, siempre dando todo de si, calidad de producto, el mejor servicio personalizado, salones para convenciones y eventos sociales, juegos para niños. Cuentan con una piscina rodeada de plantas, juegos de ping pong, mesas de billar y futillos.

No solo pueden ir a disfrutar con la familia y con los amigos, sino que también pueden descansar con piscina privada para los huéspedes, brindando asi un oasis de paz y confort en donde la naturaleza esta en completa armonia con la arquitectura, puede considerarse un paraíso tropical. Creado para satisfacer las necesidades de los viajeros, que aprecian su calidad, privacidad y el trato personalizado en un marco de detalles y belleza.

Restaurantes Albamar, sigue creciendo, gracias a las personas exitosas que laboran dentro de la empresa.